Nespresso: ¿aromas verbales?

… que seducen y envuelven es lo que consigue Nespresso en su estrategia de naming para sus cafés de cápsula…

VOLUTTO – ARPEGGIO – LIVANTO – RISTRETTO – ROSA BAYA – VIVALTO ….

Son nombres que nos llevan a sensaciones, nos vinculan y nos sugieren una experiencia de origen (país, región) o a un carácter o personalidad asociada. Como si de una nota olfativa de fragancia o de un buquet  de vinos se tratase, la cuidada y sofisticada estrategia de naming de Nespresso construye una fuerte credibilidad y permite contar y presentar historias acerca de sus 16 diferentes tipos de café para todos los momentos, expectativas y públicos. Empezando por sus nombres inspiradores que imprimen fuerza, carácter, dulzura, suavidad, aroma, diversidad, amargor o finura…

Todo a través de nombres bien alineados y sonantes que construyen una nomenclatura convincente, de calidad y que incita a prueba y disfrute.

Un ejemplo inspirador y quizás también válido para chocolates, bebidas alcohólicas, helados, postres o incluso snacks… Todo un potencial por descubrir, para construir y obtener mejores marcas, narrativas y discursos con ellos, hoy desgraciadamente muy basados en ingredientes, en forma de elaboración o en un nuevo lugar de origen para definir un sabor… más que en describir sus experiencias y sensaciones. ¿Por qué nos costará tanto como branders cuidar estos aspectos de las expresiones verbales?

Y si los nombres son presentados por estrellas de cine u otros famosos, entonces se convierten además en música y en referentes de calidad, buen gusto y estilo de vida para nuestras marcas. Ahí es nada.

¿Cómo comparar este mundo con el resto de cafés en el mercado?

Views All Time
Views All Time
892
Views Today
Views Today
2

Deja un comentario