Nombres de marcas de coches: ¿qué nos han querido decir a través del naming?

nombres de marca automóvil

En un entorno tan saturado de publicidad como el actual, las marcas necesitan de nuevas técnicas para poder posicionarse en la mente de los consumidores. En el caso del mercado automovilístico, para poder seducir al usuario es necesario que las marcas construyan un estilo de vida. Uno de los factores que más contribuye a la historia y los valores que venden las marcas de automóviles, lo compone el naming.

Los nombres de marca son cruciales para asegurar el éxito de cualquier producto, ya que el nombre es el depositario de los valores y la historia de la marca. Reconozcámoslo, no es lo mismo decir que te has comprado un Porsche a decir que conduces un Range Rover. Más allá de la calidad del producto, cada nombre de marca automovilístico tiene un estilo de vida y una historia incorporada. El naming es crucial, basta con ver su nombre para recordar los valores que transmiten y asociarlo a unas características.

DESCARGA EL EBOOK: BRANDING DIGITAL, MÁS BRANDING QUE NUNCA

 

Cómo eligieron sus nombres de marcas

En muchos de los nombres de marca automovilísticos, la denominación escogida tiene detrás una historia curiosa ligada al origen y la creación de la marca. A continuación detallamos algunas de las historias más peculiares:

  • Ferrari

La marca automovilística Ferrari, tiene con diferencia uno de los nombres de marca más conocidos en todo el mundo. El origen de este nombre proviene del apellido del fundador, el conocido piloto Enzo Ferrari. El logotipo de la marca está representado con un caballo apoyado en sus dos patas traseras, el cual simboliza velocidad, uno de los principales valores de la marca Ferrari. Además, el emblema de Ferrari es un homenaje al piloto italiano fallecido Francesco Baracca.

  • Audi

August Horch fundó en 1899 una de las primeras empresas automovilísticas. No obstante, por problemas financieros la empresa tuvo que cerrar. Años más tarde, creó una nueva empresa e intentó utilizar su apellido para bautizarla. Sin embargo, ya estaba registrado y no le quedó más remedio que traducirlo. Horch, en alemán significa “escucha” que traducido al latino es “audi”, finalmente la palabra que escogió para dar nombre a su nueva compañía.

  • Volvo

La empresa automovilística Volvo es otra de las compañías que recurrió al uso del latín para establecer su naming. La marca en un principio se registró para formar parte de una empresa que fabricaba ruedas. No obstante, el nombre nunca llegó a utilizarse y aprovechando que su traducción latina es “yo ruedo” se utilizó para crear la empresa automovilística.

Independientemente de las historias de los nombres de marca de las compañías automovilísticas, crear una marca de automóviles es una tarea compleja. Por este motivo, es importante tener claro los valores y el estilo de vida que se quiere transmitir para poder construir el nombre de marca ideal. Además, es importante tener presente que las marcas de coche tienen una gran exposición internacional. Por ello, hay que tener mucho cuidado con las connotaciones lingüísticas, asociaciones culturales y testar bien los riesgos.

En Nombra contamos con una amplia experiencia en el proceso de naming para marcas de automóviles. Entre los proyectos más recientes destacan los nombres de coches de Seat Ateca o Exeo.

Views All Time
Views All Time
2900
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario