¿Qué son Naming Rights?

naming rights en entrada a la estación Sol del Metro de Madrid

Algunos ejemplos de naming rights pueden ser la Liga BBVA, la Estación de metro Sol Galaxy Note o el Dolby Theater. Estos son algunos de los nombres más conocidos, resultantes de la aplicación de esta estrategia de notoriedad a la que cada vez se suman más marcas.

Pero, ¿qué son naming rights como estrategia de branding?

Qué son naming rights o derechos de nombre

Los derechos de nombre son una estrategia publicitaria que las compañías emplean para adquirir el derecho al uso del nombre de un activo, mobiliario o evento: de esta forma, estadios, salas de teatro o conciertos (e incluso estaciones de transporte) pasan a llevar el nombre de una marca a cambio de una contraprestación económica.

Estas transacciones implican el derecho de nombramiento de algún lugar por un periodo de tiempo determinado, y su objetivo es impactar en la tasa de recuerdo del público.

La meta de las marcas que apuestan por esta táctica de marketing es conseguir notoriedad entre los consumidores. Para ello, están dispuestas a pagar cifras de dinero estratosféricas.

Los naming rights como estrategia de branding

Marcas textiles en nombres de eventos, marcas de telecomunicaciones en paradas de transporte…. El auge de la práctica del naming rights en España es un fiel reflejo de la efectividad del verbal branding: el nombre es el primer elemento identificador de una marca.

Aunque en primera instancia enfrascarse en la aventura del naming rights puede parecer sencilla, lo cierto es que no lo es. Las marcas deben realizar un estudio sobre los lugares o eventos en los que pretenden adquirir los derechos de nombre, ya que su reputación está en juego.

Así, las firmas deberán fijarse en eventos y locales que compartan sus mismos valores, porque el público los relacionará inconscientemente en cuanto se adquieran los derechos de nombre.

Naming rights ejemplos

El branding de marca tiene mucho campo de acción en los naming rights. Y aquí tenéis dos ejemplos:

  • Estación Sol Galaxy Note: a los madrileños se les quedó una cara de sorpresa equiparable a la de alguien que ve el sol por primera vez, cuando al bajarse del metro, vieron el nuevo nombre de la parada “Sol”. Bien, la multinacional Samsung llegó a un acuerdo con el suburbano de Madrid en el que ambos salían ganando: el metro consiguió una gran ayuda financiera y la marca Samsung un gran impulso publicitario.

La estación del metro "Sol" tras naming rights.

Los naming rights son una oportunidad de oro para impactar en el público, no obstante, la polémica está servida: algunos medios se hicieron eco de la disconformidad de un sector de la población que consideraba esta estrategia de marketing como intrusiva del espacio público. 

Como si se tratase de anuncios con eslogan que no han obtenido el beneplácito de todos.

Views All Time
559
Views Today
3