Las tendencias en naming que toda empresa debe conocer

tendencias en naming

El naming o el arte de poner nombre a una empresa o producto puede ser un gran quebradero de cabeza, pero no es una decisión que deba hacerse a la ligera, ya que el nombre que elegido ofrece la oportunidad de diferenciarse de la competencia y ser único. Por eso, es muy importante tener las ideas muy claras a la hora de elegir un buen nombre para una marca y tener marcados los objetivos que se quieren conseguir con el mismo, si debe ser gracioso y simple, si debe ser corporativo, enfundar confianza, etc.

Existen muchos tipos de nombres para poner a una empresa o producto, y hay algunas tendencias en naming que las marcas utilizan para tratar de dar con el más adecuado sin morir en el intento.

Factores a tener en cuenta en el naming

Antes de optar por un nombre para la marca, es necesario tener en cuenta algunas cuestiones, como el hecho de que el nombre debe ser distintivo y destacar entre la competencia, que sea corto y ágil para que resulte más sencillo de recordar, o que sea fácil de pronunciar en diferentes idiomas, entre otras cosas.

Por otra parte, también hay que tener en mente que el nombre elegido debe poder protegerse. Para ello, lo ideal es contratar a un abogado o acudir a la Oficina de Patentes y Marcas para ver si el nombre en cuestión está disponible.

Y con la llegada de Internet y el crecimiento de las páginas webs, blogs y redes sociales, también es esencial que el nombre elegido tenga un dominio web disponible, puesto que lo ideal para la web de la empresa es que el nombre esté incluido en el mismo. Esto es fácil de averiguar en cualquier servicio de hosting.  

Tendencias en naming

  • Utilizar el nombre del fundador: el naming personal se utiliza mucho en el sector de la moda, por ejemplo, donde marcas como Roberto Verino o Carolina Herrera son muy comunes de ver en las empresas.
  • Describir el servicio o producto: describir el producto o servicio de forma directa con el nombre es también muy habitual. Normalmente, esto se ve en la suma de dos palabras, cambiándolas ligeramente y sumándolas para dar lugar a una nueva, como Facebook o Microsoft (MICROcomputer + SOFTware), por ejemplo.
  • Un nombre evocador: apelar a las emociones es una de las principales tendencias en naming que más se utilizan. En este caso, normalmente se utiliza una base conocida o genérica para dar paso a algo nuevo, como es el caso de Amazon o Twitter.
  • Utilizar la creatividad: son muchos los que se lanzan por utilizar nombres originales, con palabras que, para los fundadores pueden tener un significado, pero que los usuarios no tienen por qué saberlo. Es el caso de marcas como Oysho o Bershka, por ejemplo.
  • Utilizar faltas de ortografía o un mal deletreo: esto es algo que también se utiliza mucho en naming, como cambiar una “i” por una “y”, una “c” por una “k” o intentar alguna vocal diferente. Es el caso de Google, que viene de la palabra Googol, por ejemplo.
  • Utilizar siglas: es el caso de la cadena de supermercados Dia, por ejemplo, que en realidad está formado por las siglas de su nombre completo: Distribuidora Internacional de Alimentación.

Estas son las tendencias en naming más utilizadas por las marcas, pero lo más importante a la hora de elegir el nombre más adecuado, es crearlo en base a una estrategia que tenga en consideración aspectos clave como el tipo de negocio, el target, la misión, visión y valores de la marca, así como los productos que ofrece.

Views All Time
176
Views Today
1