El branding personal: cómo hacer de tu nombre una marca

La imagen de marca no solo está vinculada a las empresas. Los usuarios de las redes sociales, especialmente aquellas que están más orientadas al empleo, deben saber venderse. Haciendo una analogía, nuestro nombre personal es como el naming de las marcas: a medida que adquirimos experiencias profesionales y alcanzamos objetivos nuestro prestigio aumenta. Pero…igual que ocurre con las empresas, por muchos logros que una persona consiga no servirán absolutamente de nada si ésta no sabe transmitirlos de la forma adecuada.

La red social Linkedin se ha postulado como la plataforma más fiable de todas para realizar branding personal. En ella, los usuarios pueden escribir un CV interactivo en el que utilizar palabras clave que asociar a su nombre de marca. Que, en este caso, es su nombre y apellidos. Pero, ¿qué ocurre cuando una marca no es capaz de diferenciarse de la competencia?

Si atendemos a lo que ocurre en el mundo empresarial, el principal método distintivo de las marcas es el naming que escojan. Está claro que las personas no pueden escoger su nombre y apellidos, pero sí pueden tratar de dotarlo de una serie de valores que le otorguen prestigio profesional – exactamente de la misma forma que hacen las marcas con el branding corporativo -. De ahí que sea habitual utilizar ciertas palabras clave para ayudar a los empleadores a encontrarnos en Linkedin.

Las palabras que aportan menos valor a nuestra propia marca

Anualmente la red social Linkedin realiza un estudio de las palabras que los usuarios utilizan para definirse en sus perfiles, y llama la atención la poca originalidad de la mayor parte de ellos. Así, palabras como “liderazgo”, “motivado” o “creativo” son algunas de las más utilizadas en 2015.

Pero, ¿es esta una buena estrategia de branding personal?

Definitivamente, la respuesta es no. Las personas, como las marcas, deben conseguir que su naming se asocie a valores intangibles que le hagan sobresalir del resto de competidores. De ahí que en las empresas las estrategias de branding corporativo hayan adquirido una importancia capital durante los últimos años.

Por eso, es importante seguir una serie de consejos a la hora de realizar branding personal en una red social como Linkedin:

  • Distínguete de los demás mostrando tus trabajos y experiencias reales. Y es que, tal y como ocurre con las empresas en el mundo empresarial, de nada sirve decir todo lo que hacemos si luego nuestros actos dicen lo contrario de nosotros. El prestigio de marca no solo se adquiere con una buena publicidad – o, en este caso, con una buena selección de palabras clave – sino con la demostración de que nuestros méritos son reales. De esa forma, construiremos un nombre de marca o naming capaz de asombrar al mejor de los reclutadores.
  • Sinceridad: decir siempre la verdad es otro de los conceptos clave del branding corporativo para las empresas. Y sino, que se lo digan a Volkswagen, que ha manchado su naming por culpa de la estafa de sus motores. Con las personas pasa lo mismo: si uno miente, le pillan. Así que sé sincero y potencia tus puntos fuertes. Toda marca los tiene, y tú no eres una excepción.

En definitiva, Linkedin deja en evidencia muchos de los errores que todos tendemos a realizar a la hora de vendernos. Y es que, como les ocurre a muchas marcas, es fácil caer en la trivialidad. Cuidar el naming o nombre de marca y diseñar una estrategia que nos ayude a potenciarlo, es sin duda la clave del éxito en ambos mundos.

Views All Time
Views All Time
993
Views Today
Views Today
1