¿Qué nombres de empresa utilizan los negocios familiares en España?

El papel de la consultora de naming en los nombres de marca familiares

Las empresas familiares aportan alrededor del 60% del valor añadido bruto del sector privado y son las responsables de crear hasta el 67% del empleo en el Estado. Con la existencia de un nutrido número de este tipo de sociedades en nuestro país, solo podemos pensar en la gran cantidad de nombres registrados que debe de haber ahí fuera. Y esto hace inevitable lanzar al aire las siguientes preguntas: ¿Qué nombres de empresa utilizan los negocios familiares en España? ¿Será tan fácil como parece acertar con la elección del nombre de nuestra identidad corporativa?

Adquirir un nombre que se ajuste bien a la identidad corporativa que una empresa quiera expresar es clave para asegurar una buena trayectoria empresarial. Por ese motivo, contratar una consultora de naming puede ayudar a darle el poder necesario a tu marca a través de las palabras de su nombre, por muy pequeña o familiar que sea. Porque nunca se sabe cuándo es un buen momento para empezar a crecer…

DESCARGA EL EBOOK: BRANDING DIGITAL, MÁS BRANDING QUE NUNCA

 

¿Por qué es tan importante el naming en una empresa familiar?

Aunque cuando se hable del concepto “nombre” solo nos vengan a la cabeza unas cuantas letras, la denominación es mucho más. Representa un conjunto de valores inherentes a una marca, una identidad corporativa y una personalidad. Y es que acertar con el nombre comercial es crucial, por las siguientes razones:

1-El nombre es el primer elemento de la marca que se percibe.

2-Es el elemento de la empresa más utilizado y repetido por los clientes.

3-Es el componente que sufre menos modificaciones durante toda la vida de la marca. Por lo tanto, aunque la estrategia de la empresa o su identidad corporativa tome otro rumbo o apueste por renovarse, el nombre, en pocos casos lo hará.

Por todo ello no desdeñe la oportunidad de evocar e inspirar otras connotaciones que puedan diferenciar a la marca y que tenga visión de futuro.

Las tendencias de los nombres de empresas familiares en España

No es novedad que la inmensa mayoría de los nombres comerciales de empresas familiares hayan sido creados por los propios fundadores de la empresa que han decidido prescindir de los servicios de una consultora de naming.

Se pueden extraer conclusiones interesantes de un estudio realizado recientemente por la Universidad de Alicante, el cual analiza la tendencia de la tipología de naming que más se ha popularizado en estas sociedades. Entre sus líneas podemos ver como el patronímico y el nombre propio conforman las categorías más utilizadas para dar nombre a las marcas en las empresas familiares.

Es decir, la gran mayoría de las empresas familiares españolas parece que se decantan por lo más fácil. En efecto, optan por dar a la empresa su nombre propio o algún apellido del fundador, o de sus familiares. Un ejemplo, que seguro que más de uno ya ha visto por su entorno, podría ser Juan García SA.

Otra opción que también es frecuente es la del naming derivado la tendencia que se conoce como el patronímico encubierto y societario. Se trata de una modalidad de nombre muy parecida al ejemplo anterior. En este caso, la identidad de la empresa incorpora de nuevo el nombre propio o apellido del fundador o familiar, pero, esta vez de una forma encubierta o contractiva. Se refiere al uso de siglas o acrónimos e, incluso, la incorporación del tipo de sociedad mercantil a la que pertenece la empresa. Por ejemplo, JUGARSA: Juan García SA.

No obstante, cabe destacar algunas ideas referentes a esas tendencias: salvo que el nombre de la persona propietaria sea en sí mismo ya un auténtico argumento de venta por ser un referente en el sector (sucede mucho con clínicas y despachos de abogados por ejemplo) , estos aspectos descriptivos aportan poca inspiración e información y pueden ser comunicados de muchas otras formas, como a través de descriptores. Además, identificar la empresa con el nombre de su creador puede lastrar su crecimiento futuro o ahuyentar a posibles socios.

7 características de un nombre eficaz según una consultora de naming

Si estás buscando un nombre para tu empresa familiar, piensa que acertar sin la ayuda de una consultora de naming puede ser un reto más complicado de lo que pueda parecerte a simple vista. Por ello, te damos cinco consejos sobre el naming que te servirán de guía para probar suerte con tu nuevo negocio:

  1. Que tenga relación con el negocio que se va a desarrollar (pero que permita la diversificación y expansión).
  2. Que el nombre sea corto.
  3. Que sea fácil de recordar.
  4. Que se pronuncie sin problemas.
  5. Que sea creativo para que se puede diferenciar del nombre de otras empresas.
  6. Que sea registrable legalmente para que sea apropiable.
  7. Que sea internacionalizable. Nunca se sabe quién tendrá contacto con el nombre y puede que sin saberlo estés ofendiendo alguna cultura.

Así, el naming es algo a tener muy en cuenta, porque como bien constata el estudio de la Universidad de Alicante sobre los nombres de las empresas familiares en España: “El nombre de empresa es una señal, un indicio a partir del cual poder deducir atributos como la permeabilidad, el grado de aperturismo de la empresa familiar y su propensión hacia la asunción de orientación de branding corporativo”.

O en otras palabras, un nombre, por muy familiar que sea la empresa, siempre debe ser original, creativo y único. Además de definir, en el grado que nos sea posible, nuestro público objetivo. Y sino, que se lo digan a los creadores de ‘Zapatotes’, la cadena de zapatos que se ha diferenciado por vender esas tallas enormes, tan complicadas de encontrar en una zapatería convencional.

¿No crees que es un naming bastante acertado?

Views All Time
Views All Time
4694
Views Today
Views Today
2

Deja un comentario