Importancia de la sonoridad en los nombres de marcas

sonoridad nombres de marcas

El oído es uno de los principales sentidos que utilizamos en nuestra vida cotidiana para comunicarnos, por ello, se convierte en uno de los principales sentidos a utilizar para captar al cliente. En muchas ocasiones, el simple hecho de escuchar la melodía de una canción es capaz de recordarnos a una marca específica. Además, nadie se imagina un spot publicitario sin sonido.

Esto es debido a que el audio es una potente herramienta de construcción de marca que si se sabe utilizar bien, puede generar una gran capacidad de recuerdo e identificación en el consumidor. De esta forma, la música y la sonoridad se convierten en una de las mejores armas de diferenciación que puede tener una marca para que se recuerde su naming.

DESCARGA EL EBOOK: BRANDING DIGITAL, MÁS BRANDING QUE NUNCA

 

¿Qué es el Audio Branding?

En términos científicos, el audio branding es la disciplina de la comunicación que estudia la construcción de marca desde el ámbito del sonido. Combina diferentes áreas como el diseño de sonido, el branding, el verbal branding o la música.

De esta forma, tiene como objetivo construir un sólido relato sonoro que se identifique con los valores de la marca y permita diferenciarse a las empresas.

El audio branding se puede aplicar en distintos medios y soportes como por ejemplo en un spot televisivo o en la sonoridad de los nombres de marcas.

Además, utilizarlo aportará una gran cantidad de ventajas. Como por ejemplo: construir notoriedad, mejorar la imagen de marca, generar recuerdo, viralidad o transmitir una experiencia funcional y emocional al usuario.

¿Cómo afecta el audio branding a los nombres de marcas?

En un entorno competitivo como el actual, las marcas deben llevar a cabo nuevas estrategias que conecten emocionalmente y atraigan a los consumidores.

Pese a que el audio branding constituye una práctica relativamente nueva,  grandes marcas como Mc Donald’s o Windows, utilizan esta técnica para que su naming se recuerde de forma mucho más rápida.

Tanto Mc Donald’s como Windows han asociado sus nombres de marcas a un jingle publicitario. Todos recordamos la melodía de los anuncios de Mc Donald’s o el sonido de apertura de un ordenador Windows.

La creación de un buen jingle es un proceso complejo y con trasfondo. Las marcas deben estudiar el objetivo de la campaña, los mensajes y valores que se tienen que transmitir o los atributos del producto, entre otras cosas. Además tienen que ser capaces de conectar con el target para que el nombre de marca sea recordado. Lo primordial es que el jingle sea fácil, corto y contagioso.

Por otra parte, uno de los puntos clave para que los nombres de marcas sean recordados, consiste en la sonoridad de los mismos. Si consigues encontrar un naming que transmita sonoridad, será mucho más fácil y simple de memorizar.

Por tanto, escoger los nombres de marcas adecuados y analizar la sonoridad del naming es vital para que la marca consiga posicionarse y ser recordada en la mente de los consumidores. Como asegura Nanette Nielsen: “Podemos cerrar los ojos, pero no los oídos”

Views All Time
Views All Time
3303
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario