Dime cómo te llamas y te diré quién eres

Piedad de michelangelo naming frase

Cuando hablamos de naming nos referimos, incluso según Fundeu, al arte de nombrar o la creación de nombres de marcas… pero no hago más que pensar que es más que eso.

Me gusta pensar (quizás estoy bajo el influjo de San Valentín) que hay magia, conexión, que hay que esperar a que llegue el adecuado.

De hecho es más que crear nombres porque la mayoría de los nombres de marcas no son nombres creados por artistas nombradores, namers, ni por sus dueños… son palabras que ya existían antes y que solo hemos asociado a la marca convirtiéndolas en su nombre.

Pero no es el hecho de que muchos de los nombres de marcas sean palabras ya existentes, frases, expresiones, formas verbales… lo que me hace pensar que “no creamos nombres” aunque sí es un arte nombrar:

  • Sí es un arte conocer un amplio vocabulario y sinónimos, incluso en muchos idiomas para poder encontrar nombres registrables.
  • Sí es un arte ver, en una palabra que ya conocías, el nombre de una marca.
  • Sí es un arte crear nombres conjugando dos palabras creando un nuevo significado.
  • Sí es un arte conjugar sílabas, sonidos, usar unas letras u otras porque sabemos que ciertos sonidos transmiten unas sensaciones y significados.
  • Es un arte, en definitiva, crear neologismos.
  • Es un arte lograr la eufonía.
  • Es un arte inspirar con una sola palabra.

Y ES UN ARTE VER EL POTENCIAL DE UN NOMBRE

Y es por ese potencial por el que pienso que hacer naming es mucho más que crear nombres: es descubrir cómo se llama aquello que busca nombre.

Para dar un nombre:

  • Tienes delante una serie de atributos, valores, descripciones de qué hace o qué es aquello que hay que nombrar.
  • A veces, incluso, aquello que hay que nombrar ya tiene un nombre, pero quieren cambiar. Se le ha quedado pequeño y resulta incómodo y, como la langosta (ver vídeo) va a las rocas a cambiar su caparazón que no la deja crecer, las marcas vienen al abrigo de los “expertos en creación de nombres de marcas”* a mudarse de nombre, buscando uno que les de nuevas oportunidades, nuevos aires, nuevo impulso.

Pero lo más importante que puedes tener para dar un nombre es una buena estrategia de marca.

Si tienes una buena estrategia de marca ya has descubierto la esencia de la marca e incluso la has verbalizado de forma inspiradora. Y no solo la has descubierto tú, artista nombrador, sino también tu cliente que no es experto en creación de marcas pero en su fuero interno sabe lo que busca. Por eso si tienes una buena estrategia de marca ya sabes quién es y quiere ser la marca a nombrar, y es por eso que es ahí cuando de verdad encuentras el nombre, no lo creas, aunque también, sino que sobre todo lo encuentras.

No lo encuentras por casualidad, no estaba ahí esperando, has tenido que crear cientos de nombres y explorar si encajan otros tantos mil que ya estaban creados.

Has tenido que descartar otros tantos que no hubieras descartado, porque ya era el nombre de otro, o porque en otro idioma no suena para nada tan bien como te sonaba a ti.

Pero al final lo encuentras y si era el que tenía que ser lo sabes. Quizás al principio no te des cuenta de que ya lo tienes pero, cuando pase un poco el tiempo, no entenderás como pudiste ni siquiera mirar a otros (definitivamente San Valentín me ha poseído).

Me gusta pensar que el naming es mucho más que crear nombres, es saber encontrarlos, porque igual que el nombre se inspira en la estrategia, la marca también se inspirará en su propio nombre para ser quien será, para construir su historia que no será la misma con un nombre que con otro (como en el caso Kadabra**).

Por eso nos gusta decir que en Nombra, Inspiramos marcas.

* me sigue gustando más decir namer, es más corto, permite ir más al grano haciendo frases más cortas y directas… ya lo dije en mis 10 excusas para usar anglicismos.

** En la 6ª Edición del Observatorio de Branding expondré el caso de creación de la marca Kadabra y explico, como ejemplo de la reflexión hecha en este post, cómo Kadabra podría haberse llamado de otras formas según la estrategia, pero no, se llamaba Kadabra… 23F en Madrid y 14M Barcelona ¿Estáis a tiempo de apuntaros 😉 ?

Licenciada en Publicidad y RRPP por la UCM. Master en Gestión Publicitaria por UCM y JWT.
Profesora de Estrategia, Posicionamiento, Arquitectura y Naming en masters de la UPSA, CU Villanueva de la UCM y UEM.
Más de 13 años de experiencia en creación y gestión de marcas.
Views All Time
972
Views Today
1