Que las marcas estén en los festivales no es casualidad: el impulso del vínculo emocional

Publicitar nombres de marcas de ropa en los festivales

Existe una fuerte vinculación entre la música y las emociones. El mensaje musical transmite, estimula y empatiza con la audiencia. Hablamos de la herramienta más idónea para potenciar el engagement entre nuestro target. No nos sorprende, entonces, que los hábitos de consumo musical se encuentren en constante transformación. Los festivales de música tienen un papel protagonista en la vida de los millennials, esta nueva generación altamente informada y tecnológica, que exige cada vez más en su consumo. Es por ello que las empresas han encontrado en este escenario la mejor estrategia para reforzar el vínculo entre cliente y marca, asociando a la música, para seducir sutilmente, los nombres de marcas de ropa, bebidas y tecnología.

DESCARGA EL EBOOK: BRANDING DIGITAL, MÁS BRANDING QUE NUNCA

 

Difundir los nombres de marcas de ropa, bebidas y tecnología por las redes sociales

Este nuevo público valora, por encima de todo, las experiencias. Intenta dar sentido a su compra dotándola de un significado vivencial que vaya más allá del simple hecho de consumir por consumir. Y aquí es donde el marketing emocional encuentra su razón de ser. Las marcas pueden enamorar al ofrecer a estas nuevas generaciones una forma de expresión, una experiencia única, envidiable, digna de ser difundida a sus mejores confidentes: las redes sociales. Algo que, sin duda, aporta el valor añadido que necesita la firma.

Hasta ahora, era muy habitual observar cómo se utilizaban los escenarios de los festivales o las delimitadas zonas de descanso para publicitar los nombres de marcas de ropa o bebidas. No obstante, las nuevas estrategias de branding van más allá. Su nuevo objetivo es conseguir vincular el nombre de la marca a un evento de esta magnitud, a través de un estímulo que supere al sonoro o visual.

Es decir, involucrar la acción del consumidor en el devenir de los acontecimientos, ya sea mediante el uso de apps o el consumo directo del producto. O dicho en otras palabras, ofrecer a los asistentes un plus vivencial en su vinculación con la marca mediante una actividad (juegos, concursos, photocall…) o experiencia compartida, que pueda servir de escaparate de la firma en las redes sociales. Una estrategia de branding que se deberá concretar en mensajes que puedan usarse como hashtags, con la esperanza de la viralización.

Cuando el mensaje es el consumidor

Otra de las estrategias de branding que se da lugar en los festivales de música, es la aparición estelar de todo tipo de celebridades (cantantes, influencers,…) luciendo los mejores outfits de cada firma. El vínculo entre el cliente y la marca, lo encontramos de nuevo en las redes sociales. Estas veneradas figuras públicas inmortalizan su estancia en el festival, publicando fotografías en sus respectivos perfiles y haciendo una clara referencia a los nombres de marcas de ropa, que tan espléndidamente lucen.

Superando así las barreras que suponía la inversión publicitaria por los canales convencionales, las campañas musicales han conseguido hacer de cada evento una de las mejores experiencias de marca con capacidad de transmitir e interactuar con el cliente, mediante la proyección de un mensaje vital y positivo.

Un escenario donde el consumidor se transforma, ni más ni menos, que en el mismísimo protagonista de la historia.

Views All Time
Views All Time
2685
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario