Del “Banco Malo” …. a SAREB: Urge una marca

Tutelado por el FROB, el SAREB (!)  (Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) y antes “Banco Malo” (¡Dios mío, a quién se le ocurrió este nombre de marca!), que ocupa titulares desde hace meses, será finalmente el nombre que abandere uno de los supuestos puntales de la reforma bancaria española y que debería ser clave para que vuelva a circular el crédito.

El nombre de la marca SAREB ya es el primer reto a gestionar por esta empresa (será una S.A.) para que sea atractiva, competitiva, eficaz y estratégicamente clave…  Estará expuesta a roadshows de categoría, reflejará una de nuestras mayores reformas financieras ante el mundo, y deberá seducir atrayendo inversores y financieros (fondos y gestoras) por valor de 90.000M.

SAREB, cuyo descriptor (Sociedad de Activos procedentes de la Restructuración Bancaria) parece más bien un dudoso cajón de sastre que una compañía con activos de  90.000M.

Y nos preguntamos, cómo ante un reto de 90.000M de inversión y con mucho talento a atraer, por qué no podemos hacer un ejercicio de naming profesional y adecuado, empezando por lo que a todos nos representa: el nombre de nuestra marca. Esperamos que como se hizo anteriormente alguien cree una marca de esto (aunque ya el bautizo no augura nada nuevo).

Si ya con la marca “Banco Malo” (tras 1 año de funcionamiento en la arena internacional a coste de la reputación de todo un sector y de una marca país que nos  están machacando) el inicio ya fue nefasto, la 2ª parte de su andadura no debería seguir la misma música.

¿Y si lo hacemos bien de una vez? Estamos hablando del “buen nombre” y de la reputación de la nueva compañía. Y habrá que fichar mucho talento: quién querrá trabajar en SAREB, el Banco MALO. Ya han puesto el primer reto al presidente y al consejo de administración, sin quererlo, y eso que ni han empezado. ¿Por qué nos costará tanto? ¿Será que el naming es algo irrelevante?

Views All Time
Views All Time
1527
Views Today
Views Today
1

Leave a Reply