Cirque Du Soleil: Su naming ya es espectáculo

Entrada del Cirque du Soleil dónde se puede leer su naming

Nos gustaría empezar nuestro blog de naming hablando de un ejemplo de buenas prácticas. El canadiense Cirque du Soleil (nombre de por sí ya rico y simbólico de liderazgo, vitalidad, positividad y humanismo …) en su estrategia planetaria de “vivir la experiencia del circo” pretende dedicar sus espectáculos al género humano y a algunos de sus valores, historias y vivencias historiadas, poniéndolos como concepto y tema de sus atractivos espectáculos acrobáticos y circenses.

Nombres como Varekai, Corteo, Nouba, Dralion, Kooza, Totem, Zarkana…

Sus nombres inspiran y responden a una historia o a un valor relevante del género humano que se tematizan y escenifican de forma formidable y donde los colores, las historias o cuentos, los mensajes, la brand story, el messaging o los personajes se complementan y dan una consistencia y coherencia armónica.

Un excelente ejemplo de cultura, buen gusto y sensibilidad artística donde los nombres del espectáculo evocan y sugieren, tienen un origen, una historia que contar y un sentido concreto que inspiran la trama del espectáculo. Y al final, el espectáculo y sus nombres son también riqueza y credibilidad para la propia marca madre (Cirque du Soleil) que se nutre de sus experiencias.

El rol del naming y el sistema de nomenclaturas del Cirque du Solei, por su misterioso y exótico atractivo, despiertan la curiosidad humana, sedienta de referentes, mitologías y ejemplos bien contados, presentados y ejecutados que arrancan de nuestro más profundo ser humano.

Son espectáculos bien planteados que empiezan por sus propios nombres y de las experiencias que representan.

Naming: Tema/ Concepto/ Historia

KOOZA: Innocent, el solitario, melancólico que busca entre payasos un lugar en el mundo.
OVO: Una inmersión en el mundo bullicioso, transformador y energético de los insectos.
QUIDAM: La huida de una niña al mundo de la imaginación.
SALTIMBANCO: Acrobacias de saltimbanquis de júbilo y color.
TOTEM: Viaje fascinante a la evolución y los orígenes mitológicos del ser humano en las tribus.
VAREKAI: En lengua gitana significa “en cualquier lugar”, como homenaje al espíritu nómada del circo. Un bosque fascinante habituado por criaturas encantadas.
ZUMANITY: Cabaret adulto que explota todo el espectro de la sensibilidad humana.
ZARKANA: Nombre derivado del mago Zark, ópera-rock acrobática,  surrealista y extraña.
DRALION: Tradición ancestral oriental y acrobática china y su fusión con la tradición occidental: De la fusión de Dragón (oriente) + Lion (occidente) = DRALION.
AMALUNA: La inspiración temática del mágico bosque de la luna.
CORTEO: Un alegre y divertido desfile (cortejo) teatral de personajes poéticos y gráciles acróbatas.

Los nombres de marca siempre fueron presagio

Una nomenclatura y una estrategia ejemplarizante, artística y culturalmente rica, innovadora, creativa y fresca que despierta el exotismo, la magia y la curiosidad ya antes de empezar la actuación… Porque como decían los clásicos (Cicerón) “Nomen est omen” (“los nombres siempre fueron presagio”) anticipando los espectáculos del Cirque du Soleil.

Es el poder de los nombres. Estos ejemplos demuestran cómo puede nombrarse y construirse una marca “experiencia” bien, y desde su principio, al crearse su primera identidad. Todo un ejemplo para cines, teatros o festivales musicales o diarios…

¿Por qué nos costará tanto cuidar el bautizo de nuestros nombres de marca, con lo rico, diverso y preciso que pueden ser el lenguaje y las palabras?

Views All Time
Views All Time
1002
Views Today
Views Today
2

Deja un comentario